Pruebas de laboratorio realizadas sobre un prototipo de panel con tecnología Emmedue de dos pisos a escala real han demostrado que la estructura resiste, sin tener daños, a solicitaciones superiores a las estimadas para un Sismo de primera categoría, que es la máxima prevista por la normativa sísmica italiana.

Los resultados obtenidos en esta prueba representan la confirmación científica de cuanto ya varias veces se ha experimentado en la naturaleza.

 

Para lograr que una construcción sea segura y tenga un desempeño adecuado, se requiere:

1. Ductilidad: Capacidad de deformarse de manera sostenible sin romperse.
2. Redundancia Estructural: Número de ligaduras que sobrepasa el que es necesario para mantener la estabilidad de una estructura en condiciones isostáticas.
3. Capacidad Estructural: Múltiples pruebas demuestran que una pared construida con tecnología Emmedue contiene elevadas capacidades estructurales similares en su comportamiento a la de una pared de concreto armado.

Resistencia a los ciclones